Barrios

La villa de Mondragón fue fundada en 1260 sobre un lugar denominado anteriormente Arrasate, en la confluencia de los ríos Deba y Aramaio y, al abrigo de la colina de Santa Bárbara.

Aquella villa medieval estaba defendida por una fuerte muralla defensiva. En su interior contaba con una trama ordenada de calles: Iturriotz, Erdiko kale y Ferrerías, así como de cantones: Olarte y Concepción, que formaban un plano ortogonal. De ese planeamiento urbano se deduce que fue una villa levantada siguiendo un plan previo y cuyo fin era albergar alrededor de 200 familias.

Unos meses después, a partir del siglo XV, comenzaron a formarse nuevos barrios extramuros. Se trata de los arrabales de Gazteluondo, Zarugalde y Maala. Pero, no será hasta la industrialización cuando comience el verdadero crecimiento de Mondragón. Muchas fábricas se asentaron en el entorno del núcleo urbano y, aquí y allí comenzaron a surgir nuevos bloques de viviendas en aquellas fincas desocupadas. Es decir, en los huertos y prados que la industrialización aún no había hecho suyos.

Como consecuencia de esa industrialización, algunos barrios rurales como San Andrés, Uribarri y Musakola que tenían una entidad propia se diluyeron con la población, aunque, todavía quedan en Mondragón algunas anteiglesias o barrios cuyo origen es anterior al de la propia villa de Mondragón.

Descubre los barrios rurales de Mondragón:

 

© ietxebarria ~ Barrio de Bedoña© Arantza Otaduy-Garagartza auzoa-Lamia-Egileak baimentzen du udala irudia, soilik, turismo webgunean erabiltzeko.© Arantza Otaduy. Gesalibarko ospitala. Egileak baimentzen du udala irudia, soilik, turismo webgunean erabiltzeko.© Arantza Otaduy-Meatzerreka auzoa-San Valerio baseliza. Irudiak eskubide guztiak babestuak ditu. Egileak baimentzen du udala irudia, soilik, turismo webgunean erabiltzeko.© Arantza Otaduy-Arrasate herriko Udala auzoako Ozaeta baserria. Irudiak eskubide guztiak babestuak ditu. Egileak baimentzen du udala irudia, soilik, turismo webgunean erabiltzeko.