El Ayuntamiento ha creado un grupo tractor compuesto por diversos agentes sociales para impulsar las energías renovables en Arrasate, dentro del marco de la iniciativa europea SHREC

17/01/2020
Forman parte del grupo motor junto con el Ayuntamiento, Mondragon Unibertsitatea, Ikerlan, Fagor Taldea y Goiener.

Arrasate es el primer municipio del Estado y por tanto pionero en dar el salto a las energías renovables. Por ello, a finales de 2019 fue seleccionado para participar en el proyecto europeo SHREC – SHifting toward Renewable Energy for transition to Low Carbon Energy -. Este proyecto se desarrolla dentro del programa Interreg Europe y promueve la transición al modelo energético del bajo carbono monóxido.

El objetivo principal del proyecto SHREC es, por tanto, mejorar las políticas públicas para ampliar las fuentes de energías renovables y, al mismo tiempo, fomentar y facilitar la producción y el consumo de estas energías en empresas, comunidades de vecinos o viviendas particulares para llegar a un modelo energético bajo en carbono.

Para llevarlo a cabo, Arrasate-Mondragón ha creado un grupo motor de agentes sociales que ha celebrado esta semana su primera reunión. Junto con el Ayuntamiento forman parte de él Mondragon Unibertsitatea, Ikerlan, Goiener, y Fagor Taldea, a la vez que el Ayuntamiento de Arrasate-Mondragón se adhiere a este proyecto con la Plataforma de Innovación 2030 Debagoiena y participa en parte del mismo H-Enea Living Lab. La próxima reunión se realizará a principios de marzo con el objetivo de definir un cronograma a largo plazo, detallar la dinámica de trabajo y completar la planificación.

La alcaldesa María Ubarretxena considera muy enriquecedora la primera reunión: “Creemos que esta transición energética no es exclusiva del Ayuntamiento, por lo que consideramos importante implicar a los agentes del municipio en el proceso. Juntos somos más, la actividad es más enriquecedora y se tendrán en cuenta las diferentes opiniones del municipio y comarca, sacando las mejores ideas basándonos en el acuerdo y consenso, y poniendo en marcha proyectos piloto que puedan ser innovadores”.

En la actualidad, además de Arrasate-Mondragón, el proyecto SHREC está formado por 7 entidades europeas: 3 universidades - Universidad Vilnius Gediminas de Lituania, Universidad Hanze de Ciencias Aplicadas de Holanda y Universidad Mid Sweeds de Suecia - 3 agencias de energía gubernamental - Agencia Eslovaquia de Innovación y Energía, Agencia Francesa de Medio Ambiente y Energía Auvergne Rhone-Alpes y Agencia de Desarrollo Regional del Norte de Montenia de Rumania – y un Gobierno regional - Región Piamonte de Italia.

“Es cierto que Arrasate-Mondragón es un referente en innovación social en Europa, pero todavía queda mucho por recorrer en energías renovables. Por ello, Arrasate-Mondragón siempre ha sido puntero en muchos temas y en cuanto a la transición energética queremos ser también innovadores en la implicación de la ciudadanía, para lo que la idea es poner en marcha un proyecto piloto”.

El proyecto SHREC tendrá un presupuesto de 1.844.165 euros. De este presupuesto, 164.448 euros se destinarán al proyecto de Arrasate y serán financiados en torno al 90% por Europa. La alcaldesa, María Ubarretxena, ha afirmado que “SHREC es un proceso de aprendizaje permanente, en el que todas las instituciones y entidades socias nos enriqueceremos mutuamente para lograr un único objetivo: avanzar en el camino y la transición hacia las energías renovables de nuestro futuro y de nuestro planeta”.

 

Arrasate y el compromiso con el cambio climático

Arrasate trabaja ya en diversos ámbitos de actuación relacionados con el compromiso para hacer frente al cambio climático. Por un lado se está trabajando en la recuperación del patrimonio industrial con criterios sostenibles de uso comunitario (los edificios Kulturola y Juan Arzamendi son ejemplo de ello). Asimismo, Arrasate está abordando ya la necesaria transformación urbana para adecuarse al nuevo paradigma de movilidad e ir dando pasos hacia la sostenibilidad (ecobulevars, compra de Etxezarreta, el humedal de Antoña o la creación de la red de bidegorri o  el sistema TAO son buenos ejemplos).

Con este programa europeo se pretende fomentar el uso y producción de las energías renovables tanto en industrias, transportes y viviendas para reducir las emisiones de CO2 , e ir dando paso a un modelo bajo en carbono y para ello abordar bonificaciones fiscales  y la creación de nuevos programas de ayudas para el fomento de energías renovables.

Así, en el desarrollo de SHREC se pretender por un lado, ampliar el conocimiento de los usuarios en materia de renovables y capacitar a la población para la toma de decisiones en materia energética más consciente con el medio ambiente, y por otra, fomentar la posibilidad de que los propios vecinos, constituyendo una cooperativa de consumo puedan ser generadores y consumidores de su propia energía. No hay que olvidar que Arrasate-Mondragón tiene una larga trayectoria en la creación de empresas cooperativas y ese know-how puede ser válido al existir en esta comarca unos mimbres de base que hacen que la materialización de las cooperativas de consumo energético pueda ser más efectiva en este valle que en otro lugar.

Para ello se analizarán buenas prácticas y experiencias de otros lugares con el fin de poder realizar un proyecto piloto de creación de una cooperativa de consumo de energía en una comunidad de vecinos. 

Arrasate ha ratificado su compromiso con el cambio climático y su firme apuesta por las energías renovables a través del proyecto SHREC. De hecho, su participación en SHREC permitirá al municipio conocer y aprender de las realidades de países asociados como Holanda o Suecia, los más avanzados en este tipo de proyectos, para aplicarlas posteriormente en Arrasate-Mondragón y, al mismo tiempo, servir de ejemplo para otros municipios. De esta forma se pretende ser un referente en Europa de gobierno local comprometido en esta materia.