El Ayuntamiento impulsa la inserción laboral de arrasatearras en situación de exclusión social con la iniciativa ‘Lan-r-Bai’

24/01/2020
El proyecto tiene una duración de 2 años y está diseñado para 30 personas, 15 al año.

En marzo de 2019 vio la luz por primera vez la iniciativa ‘Lan-r-Bai’, un proyecto innovador que busca la inserción laboral de arrasatearras en situación de exclusión social. Tras 10 meses, los 15 primeros participantes están a punto de finalizar el primer curso de la iniciativa, que ha llevado a cabo los conocimientos aportados por este programa en la vivienda de Hondarribia Kalea número 3.

La edil Maitane Muñoz Goikoetxea y el educador del programa ‘Lan-r-Bai’ Javier Jiménez han presentado los avances realizados en la mencionada vivienda durante una visita guiada: “es impresionante la labor que han realizado las y los participantes. Durante estos meses han aprendido y aplicado el conocimiento adquirido mediante ‘Lan-r-Bai’. Es el reflejo de su evolución personal y del gran paso adelante hacia la inserción social”.

Según ha explicado la concejal, el objetivo de este programa ha sido “crear itinerarios integradores personalizados” a través de un empleo-formativo adaptado a las personas en situación de exclusión social, con el objetivo de “dotarlos de herramientas, recursos y habilidades necesarias para acceder a la formación normalizada o al mercado laboral (apoyado o normalizado) a través de la ayuda social y educativa; En definitiva, la integración social y laboral de las y los arrasatearras en esta situación. Porque Arrasate es un pueblo que no excluye a nadie”, ha afirmado.

“Lan-r-Bai” es un itinerario de inclusión –explica Maitane Muñoz. Adaptada a las necesidades de las personas en situación de exclusión moderada-grave en el municipio de Arrasate-Mondragón. Es una iniciativa totalmente innovadora que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Unión Europea”.

El proyecto tiene una duración de 2 años y está diseñado para 30 personas, 15 al año. Los usuarios de esta iniciativa son los mondragoneses en situación de exclusión. Como:

  • Jóvenes de 18 a 23 años procedentes de los recursos de acogimiento familiar y residencial de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Personas adultas, que participan del Programa de Intervención Socioeducativa de Personas Adultas de la Exclusión Municipal y del Programa de Asistencia Especializada del Departamento de Inserción Social de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Mujeres víctimas de violencia de género.
  • Inmigrantes o minorías étnicas, especialmente mujeres.
  • Personas excluidas con discapacidad valorada o en proceso de valoración.

“Se considera que estas personas no están preparadas para integrarse en los circuitos normalizados de formación y empleo, y este programa es una oportunidad para trabajar aspectos personales, organizativos y relacionales que luego garanticen la inclusión social a través del empleo protegido y/o normalizado”, explica Muñoz. La edil ha señalado que los beneficios del programa son “tangibles y muy positivos”: “Además de las personas identificadas desde los servicios sociales del Ayuntamiento, las personas que han participado han animado a participar a otras personas que se encontraban en la misma situación, a trabajar y crecer tanto en lo personal como profesionalmente”.

El programa se ha dividido en 4 módulos

Módulo 1: Acciones de tutoría y formación. Se han realizado tutorías individualizadas, identificando el conjunto de avances y dificultades y poniendo en marcha orientaciones, estrategias y acciones para avanzar en el camino de la inclusión social. Además, se han llevado a cabo talleres grupales, diseñando y desarrollando un itinerario formativo y de inserción laboral, con personas excluidas, en función de sus necesidades y capacidades.

También se ha desarrollado la formación básica de orientación laboral. En ella se ha llevado a cabo la transferencia de las principales acciones y contextos a desarrollar en la búsqueda de formación o empleo, como la actualización de la documentación, la creación de un currículo, etc.

Además, dentro de este módulo, las y los participantes han realizado talleres de carpintería, educación en valores, prevención de riesgos laborales, perspectiva de género, educación para la salud, educación ambiental o informática (TICs).

Módulo 2: Prácticas profesionales no laborales. Talleres de capacitación para el desarrollo de actuaciones de innovación social: es un recurso dirigido a ayudar a la comunidad aportando valor para el bienestar social y respondiendo a necesidades reales. El objetivo es fomentar la auto-realización de las personas que participan para recuperar la motivación que les ayuda en su formación reglada, en su inserción laboral o en su búsqueda. Se han trabajado dos propuestas formativas relacionadas con los animales y el medio ambiente: Se ha realizado la formación de Veterinario/a Auxiliar en 2019 y se va a llevar a cabo la formación básica de Jardinería con los siguientes 15 participantes de la iniciativa.

Módulo 3. Seguimiento y gestión asociada. Transferencia de las principales acciones y contextos a desarrollar en la búsqueda de formación o empleo.

Módulo 4. Apoyo económico a las y los participantes.

 

En marzo finaliza el primer año de la iniciativa ‘Lan-r-Bai’, en la que 15 participantes tomarán el testigo para trabajar herramientas y recursos que faciliten la inclusión social y la inserción laboral.

El presupuesto total de este programa bienal asciende a 393.441 euros, 196.721 euros anuales, y cuenta además de la aportación económica del Ayuntamiento de Arrasate, con el apoyo del Fondo Social Europeo y la Diputación Foral de Gipuzkoa.