El parque acuático de Santa Bárbara tendrá 21 juegos de agua y su apertura se prevé para julio, si las circunstancias lo permiten

Para que el parque de agua pueda ser utilizado por todos los jóvenes, se podrá llegar al mismo con sillas de ruedas. La zona de juegos de agua y su mobiliario urbano también están adaptados a personas con discapacidad.

En el parque acuático de Santa Bárbara se están realizando las últimas pruebas de los juegos de agua. La previsión es abrirla en julio si las circunstancias así lo permiten. Es un parque hecho para todas las franjas de edad, pero especialmente para niños y jóvenes. El objetivo del proyecto ha sido desde el principio crear un espacio abierto, lúdico y fresco para la familia. La idea nació del deseo del Ayuntamiento de remodelar la zona baja del parque de Santa Bárbara.

El parque acuático se encuentra junto al centro Arimazubi de la ikastola Arizmendi, en el centro de Arrasate, en un emplazamiento de gran valor natural. "Es un lugar ideal porque el sol influye directamente en la mayor parte del día. Además, el parque supone un doble beneficio para la localidad: por un lado, se ha recuperado la zona en la que se ubica para ofrecer instalaciones de valor y, por otro, los habitantes tendrán disponible una zona de ocio segura, diferente y lúdica a partir de julio" señalan los responsables municipales.

La idea es abrir junto al resto de instalaciones de agua de la localidad, como se ha mencionado, en julio, si la evolución de la pandemia lo hace posible. "Como en los meses de verano las temperaturas son más cálidas, el Ayuntamiento de Arrasate ha querido añadir una alternativa a las posibilidades habituales con el parque de agua. Este verano los vecinos de todas las edades podrán disfrutar del parque acuático para combatir el calor. Hay que recordar que, en el contexto del coronavirus, será imprescindible respetar las distancias entre las personas para garantizar la seguridad de todos y todas".

Juegos de agua

El parque contará con un total de 21 juegos de agua, diseñados para distintas edades. Se encenderán mediante un pulsador para que sólo se activen cuando se utilicen y no se derroche agua. Además, el pavimento de la zona de juego está preparado para evitar resbalones o caídas. No habrá vigilantes ni socorristas y la entrada al parque será gratuita, al igual que en los demás parques infantiles. El Ayuntamiento delega en los usuarios la responsabilidad de cuidar adecuadamente el parque de agua.

Además de los juegos de agua, el parque contará con zonas verdes y mobiliario urbano con el objetivo de constituir un lugar cómodo para la familia y el ocio. Se habilitará una zona de mesa y asientos para comidas, por ejemplo.

Accesibilidad

Para que el parque de agua pueda ser utilizado por todos los jóvenes, se podrá llegar a él con sillas de ruedas. La zona de juegos de agua y su mobiliario urbano también están adaptados a personas con discapacidad.

Las obras de construcción del parque de agua comenzaron en marzo del 2019, por lo que han tenido una duración de un año, con un presupuesto total de 391.041,70 euros, incluido el I.V.A.