Matrogym

11/04/2016
El agua es el medio ideal para que la mujer en estado de gestación se mueva

Beneficios de realizar ejercicio en el agua:

  • La presión del agua reduce el riesgo de lesiones tanto en la madre como en el bebé por traumatismos o movimientos bruscos, ya que impide sobrepasar los límites. 
  • Proporciona a la embarazada una mejor condición física general mejorando la función física cardiovascular, prepara los músculos para los cambios durante la gestación y para el parto, ayuda a eliminar líquidos, evita el aumento excesivo de masa, mejora la tensión arterial y protege frente a la diabetes gestacional.
  • El agua tiene efectos relajantes, tanto psicológica como físicamente.
  • La columna y las articulaciones se distienden y se alivia el peso adicional que sufren fuera del agua.
  • Se fomenta la estimulación fetal gracias a la fluidez al  modificar la posición en el agua, pasando de un decúbito prono a un supino o una bipedestación.
  • Permite que el peso de la mujer embarazada no se note tanto, gracias a la sensación de ingravidez que proporciona el agua.
  • Algunas mujeres aseguran que la natación también les ayuda a aliviar las náuseas en el embarazo, a aumentar sus niveles de energía y a dormir mejor.

¿Qué buscamos trabajando en medio acuático con embarazadas?

  • Favorecer la autonomía de la gestante.
  • Favorecer el vínculo con su futuro hijo/a.
  • Aumentar el bienestar en el embarazo y favorecer el la confianza en si mismas.
  • Favorecer la conciencia corporal y la conciencia sobre su bebé.
  • Optimizar los recursos físicos de la gestante para mantener o aumentar su bienestar.
  • Trabajar las estructuras, los músculos y los recursos que favorecen el parto normal.
  • Mejorar la coordinación respiratoria y trabajar distintos patrones que serán de ayuda en el parto.